Un jefe indio en Daimiel

         LAS TABLAS DE DAIMIEL DESAPARECEN COMO UN DOLOROSO EJEMPLO MÁS DE LA INCAPACIDAD DEL SER HUMANO PARA  RESPETAR  MÍNIMAMENTE LA TIERRA QUE LE DA COBIJO.

        AL IGUAL QUE EL JEFE SEATTLE DE LA TRIBU SUWAMISH QUE CAZABA BÚFALOS EN EL NOROESTE DE EEUU;   JULIO ESCUDEROS DUEÑO DE UNA   (AHORA)   IN-SIGNIFICANTE BARCA , PESCABA CANGREJOS EN LAS TABLAS DE DAIMIEL HASTA HACE MUY POCO TIEMPO. SIN EMBARGO, DESDE  SUS 81 AÑOS CONTEMPLA COMO LO QUE FUE UN PARAISO ARDE COMO EL  INFIERNO BAJO SUS PIES.

JULIO  CONFIESA QUE VIVE PENANDO, “SIEMPRE PENANDO” ANTE EL RIESGO EVIDENTE DE  QUE LA CATASTROFE SE CONSUME  Y QUE NO PODAMOS EN EL FUTURO  VOLVER A DISFRUTAR COMO “SALVAJES”  DE ESE ENTORNO  NI NUESTROS HIJOS  PASARLO COMO INDIOS EN ÉL. ESPEREMOS QUE ESTO NO SEA ASÍ Y QUE POR UNA VEZ LOS GUIONISTAS RESPONSABLES DE ESTA HISTORIA, QUE DE NUEVO SE REPITE,  HAGAN QUE  SEAN LOS INDIOS QUIENES GANEN. 

  Chief_seattle

 

 

 

 

1 thought on “Un jefe indio en Daimiel”

  1. Me parece impresionante que algo tan bello y cercano como son las Tablas de Daimiel vaya desapareciendo poco a poco y que se va consumiendo en un infierno de basura, ya que el ser humano ha llegado a ser incapaz de cuidar lo que le rodea, lo que le da alimento y aire puro, lo que ha sabido darle siempre cobijo. Poco a poco vamos destruyendo sin piedad un mundo maravilloso, con la contaminación y con una sociedad cada vez más marcada por cosas absurdas que nos va convirtiendo en monstruos, con la capacidad de destruir lo más hermoso sin que se nos remueva la conciencia. ¿Por qué ya no se ven parajes llenos de árboles? ya no quedan…Sólo el simple echo de ver una hoja caer en otoño o de oír el agua fluir en primavera, son cosas tan hemosas que no las apreciamos. No quedan bosques porque se han talado o porque la ambición del hombre puede llegar ha ser tan fuerte, que se quiere controlar todo y hemos conseguido ahogarnos en nuestro mar de sufrimiento. Pero cuando sea demasiado tarde se empezaran a dar soluciones rápidas y absurdas.
    Me encantaría cambiar la sociedad, pero yo sola no puedo, aunque una persona puede cambiar el rumbo del mundo y espero que, al fin se den cuenta de lo sencillo que es cuidar de lo que nos rodea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s